martes, 21 de junio de 2011

Dos heridos tras estrellarse al despegar un helicóptero antiincendios en León


 Dos heridos tras estrellarse al despegar un helicóptero antiincendios en León
Los pinos evitan una tragedia al frenar la caída de un helicóptero de incendios. Con once personas a bordo, sólo los dos pilotos de la nave sufrieron heridas leves
19/06/2011 A. Domingo | Tabuyo del monte
Acostumbrados a enfrentarse a peligrosos incendios, el accidente que sufrieron ayer arrojó un balance de dos heridos de carácter leve. La brigada contra incendios de Tabuyo se entrenaba ayer y no contaba con enfrentarse a la mecánica o a un golpe de aire. Eran las cinco y cuarto, uno de los helicópteros de la base contra incendios de la localidad maragata, con once personas a bordo, se precipitó al vacío en su primer ejercicio de prácticas de extinción de incendios de la temporada de verano, según se pudo conocer en el lugar del suceso. Los pilotos, un español y un polaco, llevaron la peor parte al sufrir diferentes heridas de carácter leve. Pese a su pronóstico, ambos fueron trasladados al Hospital de León, donde se encontraban ingresados en observación a última hora de ayer, informó la Delegación del Gobierno en Castilla y León. Los miembros de la cuadrilla de extinción que transportaba la aeronave en el ejercicio, un capataz y ocho operarios, algo difícil de comprender ante al aspecto que mostraba el helicóptero. 
Fueron los brigadistas los que dieron aviso al Servicio de Emergencias 112, que ayer informaba de que la caída del helicóptero -"una de las dos naves tipo sokol, de diseño polaco, que prestan servicio en la base de Tabuyo-" se produjo poco después de su despegue. Según vecinos de Tabuyo, el helicóptero cayó a unos cien metros de la base, fuera ya del recinto de la base, en el bosque de pinos que rodea a la base. Los árboles los que amortiguaron el impacto del sokol contra el suelo, que partió dos de éstos y quedó apoyado sobre su lateral derecho, con un fuerte impacto. Mientras, continuaba en el aire el segundo helicóptero de la base, que también realizaba el ejercicio de maniobras. Hasta el lugar del suceso se trasladaron patrullas de la Guardia Civil, una ambulancia de soporte vital básico, una uvi móvil y un helicóptero medicalizado. Por suerte sólo fue necesario el uso del transporte sanitario citado en primer lugar para el traslado de los pilotos, que el 112 identificó como A.S., de 53 años, y C.A.B., de 38. Aunque la Delegación del Gobierno en Castilla y León no apuntó las posibles causas del accidente, no se descartaba la posibilidad de que fallara el motor. La aeronave accidentada permanecerá en el lugar hasta que un equipo de especilastas llegado de Madrid proceda a su recuperación, como sucedió en agosto del año pasado, cuando un hidroavión de extinción de incendios se precipitó al pantano de Riaño cuando se aproximaba al agua para cargar sus depósitos. La Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) de Tabuyo del Monte depende del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario