miércoles, 12 de septiembre de 2012

Tragsa considera un accidente la muerte de dos personas en el incendio de Alicante


Tragsa considera un accidente la muerte de dos personas en el incendio de Alicante
Un brigadista y un agente medioambiental perdieron la vida las tareas de extinción del fuego. La empresa se niega a entregar a los representantes de los trabajadores una copia del informe. Una llamarada envolvió a las víctimas del fuego de Torremanzanas
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/09/11/valencia/1347386263_696742.html    Rosa Biot  Alicante 11 SEP 2012 - Tragsa leyó el lunes al comité autonómico de esta empresa pública el informe realizado sobre el incendio de Torremanzanas de Alicante donde murieron un brigadista y un agente medioambiental. El informe, que la empresa se negó a trasladar en papel a los representantes de los trabajadores, apunta que el fatal desenlace fue un accidente y no pide responsabilidades.
El responsable de CC OO en Tragsa, Juan Francisco Miralles, criticó que la empresa no les haya facilitado una copia de un informe que calificó de “totalmente light y políticamente correcto”. Miralles recordó, además, que el documento oficial de Tragsa no refleja las críticas vertidas por los brigadistas y bomberos que participaron en la extinción del incendio sobre la errónea estrategia que se siguió y sobre el incumplimiento de órdenes de dos mandos intermedios.  CC OO califica de 'light' y "políticamente correcto" el informe de la empresa  El responsable de CC OO en la empresa pública Tragsa detalló que el informe sí menciona que la cuadrilla donde se encontraban los dos fallecidos y los dos operarios heridos se dirigían a un cortafuego y a mitad de camino se decidió hacer un contrafuego. No va más allá. En su momento, los operarios que estuvieron a pie de campo criticaron la decisión de crear un contrafuego en la zona que se eligió, debido a la orografía y a las condiciones ambientales que reinaban en la zona aquel caluroso día de agosto, con elevadas temperaturas y una alta humedad. Los trabajadores también aseguraron que dos mandos intermedios habían incumplido las órdenes iniciales dadas por el mando avanzado, que envió a la cuadrilla a un cortafuego donde había más medios para combatir el incendio. Pese a esta orden, los dos mandos intermedios decidieron a mitad de camino realizar un contrafuego que terminó causando dos muertos y dejando otros dos heridos.   Inspección de Trabajo   Miralles recordó que no es la única investigación sobre el incendio forestal que está en marcha. La Inspección de Trabajo, en este sentido, volverá a citar a más trabajadores a declarar para intentar aclarar las circunstancias en las que se produjo el fatal desenlace. La inspección está investigando si se cumplieron las normas de prevención de riesgos laborales y de seguridad. El incendio quemó más de 600 hectáreas de los términos municipales de La Torre de les Maçanes, Penàguila y Benifallim.

No hay comentarios:

Publicar un comentario