sábado, 6 de diciembre de 2014

Los trabajadores de Sarga piden "una estabilidad laboral de al menos diez meses al año"

 
Los representantes del colectivo han asegurado ante el Parlamento aragonés sentirse engañados
La Candidatura Independiente de la empresa pública Sarga ha pedido este martes en el Parlamento aragonés "una estabilidad laboral de al menos diez meses al año" en cumplimiento de la Ley de Montes de Aragón. Los representantes de este colectivo de trabajadores de Sarga, resultado de la fusión de las antiguas Sodemasa y Sirasa, han asegurado ante la comisión parlamentaria de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas que se sienten "engañados por el Gobierno autonómico". Puesto que, según han dicho, "los acuerdos y negociaciones solo han servido para encrespar más la situación" y "generar malestar después de tantos años de precariedad", han informado fuentes parlamentarias. La estabilidad laboral, tal y como han defendido, a pesar de estar reconocida en el artículo 102 de la Ley de Montes de Aragón, se está incumpliendo desde la aprobación de esta norma en 2006. Uno de los representantes de la Candidatura Independiente de Sarga Alfonso Carceller ha criticado que "el monte está cada vez en peores condiciones". "Nos hicimos a la idea de que podríamos vivir de esto, del cuidado de nuestro territorio, pero cada vez trabajamos menos tiempo y el presupuesto sufre más reducciones", ha expresado este integrante del operativo contra incendios de la administración autonómica. En su opinión, esta situación supone "una injusticia" hacia estos profesionales, "engañados por el gobierno" y "cada vez más hartos de los incumplimientos en acuerdos y negociaciones que solo han servido para encrespar más la situación". Por su parte, Luis Miguel Olmos, empleado en los espacios naturales protegidos, ha señalado que "se han reducido las partidas en más del 40% desde 2007". Así, de acuerdo con las cifras que ha aportado en la comisión, el personal en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido ha pasado de 126 a 63 trabajadores, "algunos de ellos con contratos solo de tres meses". "Esto genera el abandono de un pilar fundamental para el desarrollo de nuestros pueblos y comarcas como es el turismo", ha lamentado Olmos. El trabajador de los operativos antincendios Nicolás Pérez ha criticado a Sarga por ser "poco transparente en su gestión", con "creación de puestos a medida". "Toda la gente sin oficio ni beneficio continúa en la empresa mientras el 80% de la plantilla no tenemos trabajo todo el año ni el plazo que marca la Ley", ha expresado. Su compañero Andoni Corrales ha asegurado que irán "hasta el fin de la Tierra para conseguir un poco de dignidad" en su trabajo. Por otra parte, el sindicato CSI·F ha denunciado en un comunicado que Sarga, pese a sus reiteradas manifestaciones sobre su permanente disposición a negociar su primer convenio colectivo, no muestra, en realidad, el menor interés en escuchar los argumentos de los representantes legales de los trabajadores dispuestos a buscar un camino aceptable para la plantilla. Según esta organización sindical, Sarga se limita a tomar lo peor de los convenios correspondientes a las dos empresas públicas de las que procede para "dibujar el más cicatero escenario posible para sus empleados". La oferta de la empresa defendida en la ronda negociadora de este martes era "manifiestamente" mejorable en opinión de CSI.F, que ha señalado que tampoco justifica que otras fuerzas sindicales hayan declinado participar en ella o hayan optado por pedir imposibles, tales como la implantación de una figura, la del "bombero forestal" que, por desgracia, no existe todavía legalmente

                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario