miércoles, 10 de diciembre de 2014

Manifestación ANBF Sevilla, 13-12-2014


                            

Eventuales del Infoca, casi dos meses acampados frente al Parlamento andaluz
Los trabajadores reclaman a la Junta un contrato de fijos-discontinuos
 Trabajadores eventuales del Plan Infoca, en el campamento   raúl doblado
Desde hace 58 días el Parlamento de Andalucía cuenta con unos vecinos un tanto incómodos. Son los trabajadores eventuales del Plan Infoca, el dispositivo de lucha contra los incendios forestales de la Junta que reivindican un contrato estable con la Administración a través de la figura de fijos-discontinuos.  Vecinos incómodos porque para llamar la atención han instalado un campamento en toda regla en la mediana de la avenida San Juan de Ribera, frente a la puerta lateral de acceso al edificio, y durante gran parte del día un equipo de música a todo volumen repite y repite la canción infantil «Susanita tiene un ratón», si bien los operarios han versionado el título y en una de las muchas pancartas que tienen han escrito «Susanita tiene un marrón», en referencia a la presidenta de la Junta. En los últimos días han reducido la intensidad del sonido, lo que han agradecido especialmente los vigilantes que se encuentran en la garita que controla las visitas a la Cámara autonómica. En estos días también han incorporado al repertorio los villancicos navideños. Siempre hay un retén, nunca mejor dicho, de guardia, que permanece en el campamento a la espera de novedades. Se turnan y duermen en tiendas de campaña. Disponen de un infiernillo para cocinar y se asean en los bares de la zona. Han colocado un cartel en el que piden a los conductores que por allí circulan que toquen el claxon en señal de solidaridad. Son muchos los que atienden la llamada. Cuentan con una caja de resistencia y de la empresa Airbus les llegó un regalo en forma de 900 euros. Con eso van tirando.  No es la primera vez que este colectivo integrado por setenta trabajadores, todos varones, sale a la calle para reivindicar. Han protagonizado todo tipo de movilizaciones, desde tamboradas a una huelga de hambre. Trabajan como eventuales durante la campaña de verano en el Infoca como conductores, en las brigadas de refuerzo y en los retenes, y a su término son despedidos sin tener la certeza de volver a ser contratados. Lo que reivindican es convertirse en fijos-discontinuos para garantizar así un vínculo laboral con la empresa, opción a la que aseguran tienen derecho después de diez años de participar en las tareas de extinción de fuegos en el campo. Raúl Uroz es el portavoz de los acampados. Asegura en declaraciones a ABC que la Junta dispone de una bolsa de trabajo en la que ellos se encuentran como interinos, un interinidad, se lamenta, que no se extiende durante todo el año. La Consejería de Medio Ambiente argumenta que no pueden ser fijos-discontinuos porque «rompemos el principio de igualdad, capacidad y mérito. Lo cual no lo entendemos porque hay 300 plazas vacantes y no las saca a concurso sabiendo que nosotros somos los que más mérito, capacidad y experiencia tenemos».


No hay comentarios:

Publicar un comentario