jueves, 4 de diciembre de 2014

Una pieza mal ajustada en un helicóptero costó la vida a seis brigadistas contra incendios

r. p. / zaragoza   02/12/2014 - 09.16h
El mismo juez que archivó el caso ordena ahora reabrirlo, casi cuatro años después del fatal accidente ocurrido en Teruel
Estado en que quedó el aparato tras estrellarse    efe  
Una pieza mal ajustada por no haberse seguido los elementales protocolos mecánicos fue la causa del accidente de helicóptero que, en marzo de 2011, costó la vida a seis miembros de una brigada contra incendios forestales del Gobierno aragonés e hirió gravemente a un séptimo ocupante. Así lo apunta el informe final de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil, que ha acabado obligando a reabrir las investigaciones judiciales por lo ocurrido. El mismo juez que se encargó de las diligencias y que decidió archivar el caso ha ordenado ahora reabrir la causa, casi cuatro años después del fatal accidente. Las responsabilidades se dirigen hacia dos compañías estadounidenses: la fabricante del helicóptero, Bell Helicopter, y la que realizó la pieza en cuestión, Woodward HRT, lo que obligará a promover una comisión rogatoria en Estados Unidos para avanzar con la instrucción judicial. El proceso deberá determinar ahora cuál de esas dos empresas fue la responsable o, en caso de que se determine que ambas incurrieron en negligencia, determinar el grado de responsabilidad de cada una de ellas. Según el informe de la Comisión de Investigación de Accidentes de Aviación Civil, la pieza en cuestión fue sustituida sin realizarse el conveniente ajuste técnico que es preciso en ese tipo de componentes. Eso afectó fatalmente al sistema de maniobrabilidad de la aeronave, que acabó estrellándose entre los municipios de Alcorisa y Villastar cuando esta brigada helitransportada participaba en un dispositivo de extinción. La reapertura del caso ha sido forzada por los recursos presentados por los abogados de las familias de varios de los fallecidos en aquel accidente, así como por el Colegio Oficial de Pilotos de Aviación Comercial (Copac).

Informe Técnico A-008/2011 * 19-03-2011 Villastar-Teruel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario