viernes, 22 de abril de 2016

La Fiscalia gallega investiga gravísimas irregularidades en las adjudicaciones de la Xunta a INAER

Dos interventores del Consello de Contas habrían declarado ya en el Juzgado. En este caso la denuncia de la Plataforma se ha visto reforzada cuando el Consello de Contas ha hecho público el Informe que detectaba graves irregularidades en la adjudicación de los helicópteros para la Xunta.
La denuncia se arrastra desde el año 2012 por prevaricación contra la Sra.Quintana y el Sr.Vidal Pardo., al haber contratado a dedo supuestamente por 6,6 millones el servicio de transporte de las brigadas helitransportadas de incendios.
El último Informe del Consello de Contas, señala Xornal de Galicia, fue especialmente duro con dichas adjudicaciones. Se analizaron antes de la reforma de Feijoó nueve contratos de servicios de salvamento e incendios entre 2007/2012 por un monto de 63,8 millones. En siete de ellos, de 62 millones, fueron adjudicados a INAER sólo o en UTEs. Contas detectó en todos irregularidades en su fiscalización.
Quintana nada más acceder al cargo de Consejera, cambio al menos 4 contratos que fueron adjudicados a INAER, se valoraron supuestamente conceptos que no figurarían en los pliegos, señala Contas, contratos dos veces prorrogados hasta 2011 y para colmo "Contas constata que la prestación de servicios por esta empresa continuó durante 2012 sin la preceptiva cobertura contractual".
El Consello de Contas, por ejemplo analizó la venta y alquiler a INAER de dos helicópteros de Salvamento Marítimo comprados en 2005 por 27 millones de euros, para vendérselos por 4, para días después alquilarselos los mismos por 34 millones. Vamos un poco, supuestamente alucinante.
En 2009 le vencía el contrato y la Xunta que según Contas "no lo planifica con la suficente antelación" le sigue pagando hasta marzo de 2010 en que convoca nuevo concurso que se le adjudicó de nuevo a INAER por 15 millones, pero en 2011 a falta de 8 meses de contrato, la Xunta lo rescinde, y pese a que indicó que lo rescindía por caro, INAER lo siguió prestando "sin la adecuada relación contractual", hasta octubre de 2012. Además los pagos de esos 17 meses transcurridos se autorizaron por un "trámite excepcional" y en secreto al Consello presuntamente.
Además de las dudas de Hacienda gallega, vendió los aparatos a INAER Y LE ENCARGÓ SEGUIR OPERANDOLOS hasta 2017, cuyo mantenimiento costará 8,9 millones/año frente a los 7,5 anteriores, cifra que se rebajará a 6,1 al dedica a su pago lo obtenido por la venta previa. La Xunta de esta gravosa manera además se quedará sin aparatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario